Coral Glynn

“Coral Glynn” es una novela ambientada en 1950 en una casa de campo de Inglaterra que reproduce la atmósfera de época y evoca un ambiente que recuerde al Manderley de la novela Rebecca, de Daphne du Maurier, más famosa por la adaptación cinematográfica de Alfred Hitchcock. Su autor Peter Cameron  (Pompton Plains, 1959), es norteamericano y habla de una época en la que no había nacido y, sin embargo, se mueve con solvencia en el ambiente novelesco de los inicios de la segunda mitad del pasado siglo XX.

La protagonista, Coral Glynn, es una joven enfermera, llegada a Hart House para atender a la señora Hart, que se estaba muriendo de cáncer. Su hijo, Clement, militar herido en la guerra, a quien parece faltarle una pierna o parte de ella y que se mueve con la rigidez de una extraña marioneta, no tiene oficialmente necesidad de una enfermera.

En la mansión hay otra persona además de Coral y la señora y el comandante Hart: una anciana, una tal señora Prence que hace las veces de cocinera y ama de llaves.

Tanto el comandante como la enfermera son seres solitarios que apenas tienen familia. Él vive solo con su madre moribunda y ella es huérfana y su hermano murió en la Segunda Guerra Mundial. Carece de amigas y  su única pariente es una tía con la que apenas tiene contacto. Al terminar cada jornada, se reúnen para tomar una copa y conversar de sus respectivas soledades.

Sin apenas conocerse y a poco de la estancia, el hombre pide la mano a su empleada que tras pensárselo acabada aceptando. Apenas se conocen y en su compromiso no les mueve la pasión sino la necesidad de compañía.

No existiría novela sin conflicto. La muerte de una niña en un bosque cercano a Hart House viene a perturbar la tranquilidad del lugar y de los protagonistas. Un inspector de policía aparece en el pueblo para interrogar a los vecinos. En un pueblo es difícil escapar a las maledicencias y los recién llegados son, a menudo, blanco de las mismas. Coral Glynn no escapa a esa ley inexorable que rige la vida de las pequeñas sociedades en las que el control social es una pulsión para la mayoría.

Así un hecho ajeno a los protagonistas les cambia la vida y la novela toma un rumbo nuevo. Peter Cameron, a quien conocíamos por “Algún día este dolor te será útil”, vuelve a demostrar su talento para construir historias y guiarnos por los sutiles recovecos sentimentales de sus personajes.

Coral Glynn

Peter Cameron

Libros del AsteroideCoral Glynn

Leave a Reply