Archive for octubre, 2014

El hombre que olvidó a su mujer

viernes, octubre 31st, 2014

Vaughan, el protagonista de la novela de John O’Farrel l “El hombre que olvidó a su mujer”, despertó un día en un vagón de metro de Londres sin saber dónde estaba, porqué viajaba ni de dónde venía. Ni siquiera recordó quien era ni como se llamaba. Buscó en los bolsillos y los tenía vacíos. Solo un billete de metro y algo de dinero. Llevaba una pequeñas mancha de pintura roja en los vaqueros. Su cerebro se había reiniciado, pero todos los archivos viejos se habían borrado.
En el hospital recibe una llamada de Gary, un amigo que le informa de quien es su yo olvidado: un profesor de historia, con dos hijos y que está a punto de divorciarse de su mujer. Gay y su novia el acogen en su casa para que pueda recuperarse de su pérdida de memoria.
Vaugahn se pone a seguir a su mujer a escondidas, de la que había olvidado todo, y le gusta lo que ve hasta el punto de que no entiende el porqué de su separación y sus malas relaciones. Pese a todo debe afrontar un esperpéntico juicio de divorcio ya que él no tiene en realidad ganas de romper con ella, ante la sorpresa mayúscula de su abogado.
Los esfuerzos que hace para tratar de reconciliarse con Maddy tropiezan con sus errores del pasado y, aún más que eso, con el hecho de que continúa sin acordarse apenas de nada excepto un par de escenas de su yo anterior que han regresado a su cerebro.
El gran problema de Vaughan es que las cosas que descubre de su antigua personalidad no le gustan nada. Como el mismo dice: “descubrir más y más cosas sobre mí mismo era como pelar una cebolla, Y cuantas más capas pelaba, más ganas me daban de llorar”.
El padre del protagonista está ingresado en el hospital, convencido de que su hijo y su esposa, a la que ama como una hija, continúan felizmente casados
“El hombre que perdió a su mujer” es una comedia muy divertida que a medida que avanza va tomando un cariz más romántico y reflexivo. Los esfuerzos del narrador para recuperar su pasado le desvelan como su matrimonio fracaso por culpa de la rutina y por que dio por hecho de que el amor dura para siempre sin necesidad de cuidarlo. La gran oportunidad de recuperarlo es precisamente la amnesia en la que se ve envuelto.
John O’Farrell (Maidenhead, 1962) es un personaje polifacético y muy popular en el Reino Unido, es actor, monologuista, autor de guiones, periodista y activista político a favor del Partido Laborista. Es además autor de libros de historia y política y de cuatro novelas.

 

El hombre que olvidó a su mujer

El hombre que olvidó a su mujer

John O’Farrell

Editorial Alevosía

El devorador de calabazas

miércoles, octubre 22nd, 2014

La protagonista de “El devorador de calabazas”, la señora Armitage, se nos presenta por primera vez en el diván de un psiquiatra, aburrida de las preguntas del médico que trata de sacarla de una depresión. Aparentemente el problema es que ella quiere tener más hijos y su cuarto marido no, pues ya tiene bastante con la numerosa prole que su mujer ha ido formando matrimonio tras matrimonio. La mujer insiste en que quedarse embarazada y criar hijos es algo que se le da bien
Una vez que el lector ha sido testigo del diálogo entre el doctor y la paciente, ella nos va contando en primera persona los acontecimientos de su vida que la han llevado a su derrumbamiento emocional. La sinceridad e inocencia de las confesiones de la señora Armitage son algunos de los valores de esta impactante novela de Penelope Mortimer (Rhyl (Gales) 1918- Londres 1999). La protagonista exhibe al desnudo su vida interior y sus revelaciones personales presentan además grandes coincidencias con la biografía de la autora.
También llaman la atención la crudeza de algunas de las observaciones del personaje: “A veces mi madre podía ser una bruja, a su manera bienintencionada: o quizá, como yo, simplemente era tonta. Muchas veces cuesta distinguirlo, hasta en una misma”.
La batalla psicológica entre Jake Armitage, un guionista de éxito, y su mujer se convierte en un conflicto de mayor alcance que una mera cuestión personal. Gracias a la magia de la novela vivimos un episodio de la guerra de los sexos que nos alcanza a todos.

El devorador de calabazas

El devorador de calabazas

Penelope Mortimer

Traducción de Magdalena Palmer

Editorial Impedimenta

Bel Ami

martes, octubre 14th, 2014

Bel Ami es una de las novelas más conocidas del francés Guy de Maupassant (1850-1893), considerado uno de los principales escritores de la escuela naturalista de Émile Zola. Cuenta una historia de arribismo en la que la falta de escrúpulos de su protagonista llega a ser el principal punto de interés de la trama.
Georges Duroy comienza su aventura haciendo cuentas de como comer con el poco dinero que tiene en el bolsillo. Acaba de llegar a París procedente de Argelia, donde ha pasado dos años movilizado con el ejército y el trabajo que ha encontrado apenas le da para subsistir. Casualmente se tropieza con Forestier, un amigo de sus años militares que trabaja ahora como periodista y lo introduce en su círculo, donde el encanto de Duroy con las mujeres comienza a abrirle puertas. Su atractivo hace que ellas le empiecen a llamar Bel Ami.
Una vez que empieza su carrera ascendente nada ni nadie detendrá a un Duroy que cuanto más dinero y poder adquiere más insatisfecho está. El mundo es una mascarada en la que el éxito sonríe a los crápulas. Una vez descubierto el camino para conseguir fama y dinero no parará hasta incrementarlo y destruirá a todos los que se interpongan en el camino. Sus principales víctimas son las mujeres a las que seduce y a las que tira cuando ya no se le son útiles.
Como dice su amigo Forestier, “todos los hombres son bestias como ocas e ignorantes como carpas. Hay que aprovecharse de ello”.
La personalidad negativa y ambiciosa del protagonista es uno de los principales atractivos de la novela y el interés del lector es ver hasta dónde llegará la maldad de Du Roy. Con posterioridad el cine y sobre todo la televisión han sacado mucho partido de este tipo de personajes. De hecho la novela Bel Ami ha sido adaptada cinematográficamente, en trece ocasiones, la última en 2012 por los directores Nick Ormerod y Declan Donnellan.
Al igual que afirmaba su amigo Flaubert de Madame Bovary, Maupassant decía de su personaje: “Bel Ami soy yo”.

índice Bel Ami

Bel Ami

Guy de Maupassant

Editoriales Debolsillo y Alba

Traductores: Neus Nuevo Cobas y Carlos del Arce Robledo/ María Teresa Gallego Urrutia

Los bienes de este mundo

martes, octubre 7th, 2014

Una parte de la obra de Irène Némirovsky fue publicada después de su muerte debido a su trágico final. La escritora, nacida en Kiev en 1903 y que se estableció con su familia en París en 1919 huyendo de la revolución bolchevique, fue asesinada en el campo de concentración de Auschwitz por los nazis en 1942. “Los bienes de este mundo” apareció entre abril y junio de 1941 publicada por entregas en la revista “Gringoire” pero no fue hasta 1947 que se editó por primera vez como libro.
Su principal protagonista masculino es el hijo de unos propietarios de una importante fábrica de papel francesa que renuncia a su compromiso con una rica heredera. Enamorado de una chica de la pequeña burguesía, sin fortuna y sin dote, contraviene el deseo de los padres de una boda por intereses. Su antigua novia no olvidará el agravio y no desaparecerá de su vida. Los problemas financieros de la empresa papeleras será una oportunidad de venganza.
La novela está ambientada en el periodo histórico que va desde los años inmediatamente anteriores a la Primera Guerra Mundial a los primeros años de la Segunda. Es pues un periodo de grandes convulsiones que afectan a los protagonistas pero, pese a todo, éstos no dejan de intentar vivir ajenos, siempre que pueden, a los malos vientos de la historia.
“Los bienes de este mundo” es otra más de las magníficas novelas de Némirovsky llenas de sensibilidad y espejos de un mundo desaparecido.

 

Bienes de este mudno, Los_300_CMYK

Los bienes de este mundo

Iréne Nemirovsky

Traducción de José Antonio Soriano Marco

221 páginas