La quinta esquina

Un viejo exprofesor de matemáticas nos cuenta en esta hermosa novela, sus vivencias de juventud y la búsqueda de su gran amor en la antigua Unión Soviética. Boria, el narrador, es hijo de un pequeño empresario judío y sus orígenes pequeñoburgueses serán siempre un obstáculo para hacer carrera en el país del todopoderoso Stalin.
“La quinta esquina” va avanzando con saltos temporales pero tiene su ancla en la época de aprendizaje. Boria  repasa su convulsa vida y añade bellas reflexiones a las marcas de su pasado: la muerte de su padre, los intentos por estudiar en la universidad, el paso por diferentes ciudades y sus amores con la bella y voluble Katia.
Y como trasfondo de sus aventuras somos testigos de la desaparición de muchos de los compañeros de Boria a consecuencia de un régimen paranoico que hizo de la sospecha, la delación, el terror y el exterminio, un método de supervivencia.
“Hay un sistema para hacerse irrepetible, aunque sea para uno mismo:- nos dice el narrador- recordar la propia juventud. Y entonces resulta asombrosa”. Los recuerdos de Boria tamizados por la sabiduría de los años son hermosas reflexiones sobre la vida que van enriqueciendo esta novela de tintes autobiográficos de Izraíl Métter (1909 Járkov (Ucrania)- 1996 San Petersburgo). Aunque poco conocido entre nosotros, fue autor de una veintena de libros entre novelas, obras de teatro y guiones cinematográficos.
A juzgar por esta quinta esquina (la que los verdugos de la KGB hacían buscar a las víctimas encerradas en una habitación) merece la pena seguirle los pasos a la obra de Métter, “La quinta esquina” no nos deja indiferentes.

arton1278

La quinta esquina

Izraíl Métter

Posfacio de Mercedes Monmany

Traducción de Selma Ancira

Libros del Asteroide

207 páginasd

Leave a Reply