El bienestar desigual

Guillem López Casasnovas, catedrático y decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Pompeu Fabra, consejero independiente del Banco de España y miembro de diferentes consejos asesores de la Generalitat de Catalunya analiza en “El bienestar desigual” las posibilidades y flaquezas del estado del bienestar español y propone una serie de reformas para asegurar su sostenibilidad y para gestionarlo mejor.
Recuerda el autor en el prólogo que sus beneficiarios, instalados en una supuesta gratuidad de lo público, tienden siempre a querer más y mejores servicios “sin mostrar una voluntad congruente de abordar el gasto con una mayor financiación”.
“Se pretende olvidar –añade el profesor- que nada es gratis, que no hay derechos sin deberes, que las cuotas sociales ya no son suficientes para financiar las prestaciones, que considerar que las cosas son de todos y de nadie suele ser una invitación al dispendio”.
La propuesta del profesor menorquín se basa en reformular la protección social en un sentido menos estatizado, más comunitario, mejor gestionado, en el que la política intervenga solo para conseguir grandes consensos y la tecnología supere las inercias de la burocracia, todo ello acompañado de una mayor responsabilidad individual.
“El bienestar desigual” es un libro que hay que leer. Para tener buenas opiniones, primero hay que tener los datos necesarios y esta obra del profesor López Casasnovas, uno de los principales expertos en gasto social de nuestro país, nos lleva toda la información necesaria para tener un buen conocimiento.
En muchas tertulias, en muchos ámbitos ciudadanos y políticos, oímos hablar de economía como si todo fuera posible, como si todos los gastos pudieran aumentar casi indefinidamente, como si la deuda no se tuviera que volver nunca y se pudiera engordar eternamente. En campaña electoral, vemos los líderes que nos el oro y el moro. Pero la realidad no es esa. Como nos recuerda el catedrático de Ciutadella hay que partir siempre de que los recursos son limitados y que nada es gratis.
“El bienestar desigual” ofrece una hoja de ruta hacia un estado del bienestar más sostenible y mejor gestionado pero lo hace siempre desde el realismo y no de las fantasías del país de Jauja, de un El Dorado donde hay de todo y nunca acaba.
Dicen que en las escuelas se debería enseñar economía a los niños para que de mayores estén mejor preparados para la vida. Seguramente es verdad pero también es verdad que los adultos también tenemos necesidades de lecciones de economía. Es necesario saber dónde estamos para conocer los caminos que podemos tomar.

GLC_llibre

El bienestar desigual

Guillem López Casasnovas

Editorial Península

345 páginas

One Response to “El bienestar desigual”

  1. Ana M. dice:

    Lluís Vergés Farreró:

    Soy Ana M., de León. Nos conocimos en la Facultad de Bellaterra.
    Te mando mis saludos y te felicito por tus reseñas en “Lector de guardia”.

    Y que tengas un buen hacer en todo lo que emprendas en el 2016.

    Ana M.

Leave a Reply