Don Quijote de la Mancha

No vamos a hablar aquí del contenido una obra que en sus cuatrocientos años de existencia ha recibido los mayores elogios de grandes y pequeños autores, además de los lectores de todas las partes del mundo. Locke, Fielding, Goethe, Dickens, Stendhal, Flaubert, Kafka, Faulkner y Borges son solo algunos de los genios que han expresado su reconocimiento por la novela de Cervantes, aunque quizá quien mejor ha resumido su significado profundo es el crítico francés Charles-Agustin Sainte-Beuve que la calificó de ser “la Biblia de la humanidad”. Dicho esto ya se puede prescindir de toda referencia literaria y pasando al terreno deportivo podemos decir como Bern Schuster: “No hace falta decir nada más”.
Esta pequeña reseña es para glosar una edición del libro que aúna lo bello con lo riguroso y lo práctico. Se trata de una edición a cargo de Francisco Rico que editó Alfaguara el año pasado y que se hizo por encargo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y apadrinaron la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española. El resultado es un texto crítico del Quijote establecido a partir del examen de todas las ediciones significativas, antiguas y modernas, y con la aplicación de los métodos filológicos más rigurosos. En el texto hay abundantes notas a pie de página para facilitar la lectura y asegurar la comprensión.
La tradición editorial de la novela de Cervantes es enorme. Se han publicado auténticas joyas bibliográficas con ilustraciones de pintores como Picasso, Dalí, Antoni Saura o Matías Quetglas (edición esta última que se expone en el Centro de Interpretación del Quijote de Alcalá de Henares), pero la edición que hoy comentamos sin llegar a la calidad artística de éstas es, sin embargo, una edición muy manejable y completa que incluye los grabados a tamaño original que figuran en el Quijote madrileño de 1674.
Al final de la novela se incluyen varios anexos en los que encontramos un estudio de conjunto de la novela a cargo de Francisco Rico (quien recientemente dijo en una entrevista que se conoce de memoria El Quijote de tantas veces que ha tenido que trabajar sobre él), la justificación de los criterios textuales y gráficos adoptados e informaciones sobre la vida y escritos de Cervantes, la lengua del Quijote y la bibliografía de la obra, así como varios mapas, esquemas e ilustraciones que complementan la anotación a pie de página. El libro se cierra con copiosos índices que sirven para localizar personajes, refranes citas, argumentos, etcétera y apreciar la riqueza del lenguaje cervantino.
Es en definitiva, una edición perfecta para todos lo que quieran sumergirse en la que quizás es la mejor novela que se haya escrito jamás.

41RMM7-xo3L._SX301_BO1,204,203,200_

Don Quijote de la Mancha

Miguel de Cervantes

Edición de Francisco Rico

Editorial Alfaguara

1.350 páginas

Leave a Reply