La luz que no puedes ver

Los premios literarios que se centran en novelas ya publicadas suelen ser una garantía más fiable que los que premian novelas inéditas. En España abundan más estos segundos y la experiencia demuestra que responden más a objetivos comerciales que de calidad literaria.

Es el caso del Premio Pulitzer de Estados Unidos, en su categoría de ficción suele ser una garantía de solidez y calidad. De acuerdo con mi experiencia, es una invitación que en la mayoría de casos funciona.

“La luz que no puedes ver” de Anthony Doerr (Cleveland, Ohio, 27 de octubre de 1973) es uno de esos regalos que nos han traído los galardones, principalmente periodísticos,  que instituyó en 1917 el editor Joseph Pulitzer y que administra la Universidad de Columbia.  Una novela fácil de leer, con capítulos breves, pero a la vez escrita con el suficiente grado de complejidad para no defraudar al lector.

En capítulos alternos, el libro nos cuenta dos historias paralelas ambientadas en los terribles años del nazismo y la  Segunda Guerra Mundial. Por una parte seguimos las vicisitudes de la pequeña Marie-Laure, una niña ciega que vive con su padre en París hasta que la ocupación nazi les obliga a huir a la ciudad amurallado de Saint-Malo, donde vive su tío Etienne.

La segunda historia es la de Werner, huérfano y criado en un pueblo minero de Alemania, tiene un extraordinario talento para la fabricación y reparación de aparatos de radio que no pasa desapercibido por las autoridades hitlerianas. Werner es llamado a un centro de instrucción de las Juventudes Hitlerianas al que acude voluntariamente para escapar del destino de las minas, en las que murió su padre y en las que trabajan todos los hombres al llegar a la adultez.

Estos dos seres frágiles sacudidos por los horrores de la Guerra nos hacen vibir una aventura extraordinaria.

 

libro_1429622027

La luz que no puedes ver

Anthony Doerr

Traducción de Carmen Cáceres y Andrés Barba

Editorial Suma de Letras

658 páginas

Leave a Reply