Contra los virus del virus

Durante la fase de confinamiento más duro de la pandemia era normal escuchar algunas voces que decían que después del coronavirus iba a salir una sociedad mejor. Quizás fue un reflejo de autodefensa, pero lo cierto es que la gran mayoría no vamos a añorar esos tiempos en que tuvimos que recluirnos forzosamente en nuestros hogares ni mucho menos deseamos que se repitan.

El filósofo francés Bernard-Heny Lévy ha escrito en caliente un libro en el que cuestiona algunas de las cosas que se predican sobre algunas “bondades” que nos ha traído el coronavirus.

El autor comienza su pequeño ensayo citando algunas precedentes de pandemias mortíferas como la gripe española de 1918, la gripe asiática de 1958 o  la gripe de  Hong Kong de 1968. Comparando estas catástrofes con la actual, el pensador galo concluye que  “lo más sobrecogedor de la covid-19 ha sido la extraña manera que hemos tenido de reaccionar esta vez”. Y añade: “la epidemia no solo es la del coronavirus, sino la del miedo que se ha cernido sobre el mundo”.

El miembro de los que en su momento se llamaron “Nuevos Filósofos Franceses”, críticos con los dogmas de la izquierda radical surgida del Mayo del 68 discute a  quienes utilizan el virus para tratar de avalar su ideología extrayendo supuestas ”lecciones” del mal para  el que todavía carecemos de vacuna . En su opinión el coronavirus ha provocado delirios interpretativos que mueven entre dos fuerzas que quieren imponer sus ideas para el mundo del mañana.

 Esta peligrosa polaridad de quienes quieren arrimar el ascua a su sardina queda muy bien explicada en la contraportada del libro y por eso copio directamente un fragmento:  “ Por un lado, los ‘rentistas de la muerte’ y los tiranos persuasivos que aprovecharán esta emergencia sanitaria y el delirio higienista para ahogar a sus pueblos o expandir su imperio. Y, por otro, los ‘declinistas’, los que optan por el decrecimiento, los ‘colapsólogos’ y otros adalides de la penitencia, que disfrazan su egoísmo de autosacrificio y, so pretexto de que nada debe ‘volver a ser como antes’, pasan sin pena alguna el duelo por las mejores virtudes de la civilización occidental”.

Como Lévy es una persona inteligente vale la pena leer sus reflexiones, escritas con prosa elegante y  culta y, además, no muy extensas. En cualquier caso, la lectura de  “Este virus que nos vuelve locos” nos puede aportar nuevos  puntos de vista  para enriquecer nuestra perspectiva sobre estos tiempos tan  “interesantes”.

Este virus que nos vuelve locos

Bernard-Henri Lévy

Traducción de Núria Molines Galarza

La Esfera de los Libros

124 páginas

Leave a Reply