Arsuaga, personaje

El escritor y periodista Juan José Millás  (Valencia, 1946) invitó al paleontólogo y también escritor Juan Luis Arsuaga (Madird, 1954) a asociarse para escribir un libro sobre la historia de los primeros hombres sapiens y sus antecesores.

Fue el primero quien propuso al investigador del yacimiento de Atapuerca los términos del acuerdo: “Tú me llevas a un sitio, al que quieras: a un yacimiento arqueológico, al campo, a una maternidad, a un tanatorio, a una exposición de canarios, y me cuentas lo que estamos viendo, me lo explicas. Yo hago mío tu discurso. Lo digiero, selecciono sus materiales, los articulo y los pongo por escrito. Creo que levantaríamos un gran relato sobre la existencia”.

El resultado de esta colaboración es “La vida contada por un sapiens a un neandertal”, un libro indudablemente interesante, pero no más que los que firma Arsuaga en solitario. La diferencia es que Millás ha convertido al catedrático de Paleontología en un personaje bastante extravagante que intempestivamente se presenta en su casa para hablarle de la humanidad y sus huellas. Millás, a su vez, también participa en el relato y en los diálogos, aunque su papel como ‘neandertal’ literario es más discreto que el codirector del premiado equipo investigador de Atapuerca. En cualquier caso, es él quien se ha encargado de la escritura del libro.

La obra está llena de ideas y de buen material divulgador. De todo ello escogeré una reflexión de Arsuaga sobre la importancia del entorno en la comprensión de la vida de nuestros antepasados: “Lo que nos ha pillado todavía- le dice a Millás mientras pasean por el valle de Lozoya (también conocido como el valle de los neandertales) en la sierra de Guadarrama – es que la Prehistoria no está en los yacimientos, eso es lo que creen los ignorantes. La Prehistoria no se ha ido. Mira a tu alrededor, está aquí, por todas partes. En los yacimientos solo hay huesos. La Prehistoria está en el animal que pasa como una sombra”.

En mayo de 2018, el paleontólogo participó en el III Congreso de Buenas Prácticas del Patrimonio Mundial que tuvo lugar en Menorca. Allí ya defendió una visión naturalista de los yacimientos paleolíticos.

Su fecundo diálogo socrático con Millás es un excelente ejemplo de la capacidad de la humanidad para indagar sobre sí misma y su pasado.

La vida contada por un sapiens a un neandertal

Juan José Millás, Juan Luis Arsuaga

Editorial Alfaguara

224 páginas

Leave a Reply