Cómo acabar en prisión

En la novela “No todos los hombres habitan el mundo de la misma manera”, Paul Hansen nos cuenta su historia desde una celda carcelaria que comparte con un bruto, condenado por asesinato, miembro de los ángeles del Infierno.

Hijo de un pastor protestante de familia danesa y de una madre francesa y atea, propietaria de un cine de arte y ensayo en Toulouse, Paul se fue a vivir a Canadá con su progenitor cuando esté se separó de su esposa. La proyección de una conocida película pornográfica en el cine de ella fue una de las causas de la ruptura.

En Canadá, Paul trabaja en diversos oficios hasta que finalmente se ocupa del mantenimiento de un edificio residencial en la que la mayoría de sus inquilinos. Allí él vive con su mujer, piloto de aviación, una perra, a las que adora.

El mérito de Jean-Paul Dubois, (Toulouse, 1950) es conseguir que el lector sienta empatía con el personaje de Paul hasta el punto de que no pueda explicarse como ha podido terminar en una prisión. Su historia familiar y personal y los diálogos con su infantil compañero de celda nos llenan de un buen rato de lectura.

Periodista y autor de unas veinte novelas, Dubois consiguió con “No todos los hombres habitan el mundo de la misma manera”, ganar el prestigioso premio Goncourt 2919.

No todos los hombres habitan el mundo de la misma manera/ No tots els homes viuen al món de la mateixa manera

Jean-Pauls Dubois

Traducción Amaya García Gallego/Pau Joan Hernàndez

ADN Novelas/Edicions 62

224 páginas

Leave a Reply