Libros y delación

Aunque no lo parezca en los oscuros tiempos de guerra, los libros también son importantes. Tanto los combatientes como la población civil necesitan más que nunca el consuelo de la literatura. “La Biblioteca de París”, de Janet Skeslien Charles, cuenta el papel que jugó la histórica Biblioteca Americana de París durante la ocupación alemana en la Segunda Guerra Mundial.

La novela sigue los pasos de Odile, una joven empleada de aquella institución bibliotecaria, un lugar frecuentado por grandes escritores, en cuyas alas se preserva una de las mayores colecciones de literatura universal. La llegada de los nazis altera la vida de la ciudad, de sus habitantes y también de la Biblioteca.

La historia de Odile es un relato de iniciación a la vida, el amor y el conflicto bélico que tiene continuidad cuando la encontramos 45 años después viviendo en un pequeño pueblo del estado de Montana, en Norteamérica. Allí enseña francés a una joven intrigada por su pasado y los amores que dejó en Francia. La exbibliotecaria trata de inculcar a su alumna el poder de los libros y la responsabilidad de nuestros actos cuando afectan a los demás.

Nacida en Montana en 1971, Janet Skeslien Charles trabajó como directora de proyectos de la Biblioteca Americana de París donde pudo investigar la historia de esta institución durante la ocupación alemana de la capital francesa. De ello ha salido esta novela bastante entretenida y con buenas lecciones sobre los peligros de la delación.

La Biblioteca de París

Janet Skeslien Charles

Traducción de Gemma Rovira

Editorial Salamandra

428 páginas

Leave a Reply